Cargando
17 Nov 2015
up
3747

10863

En primavera, vale más prevenir

La revisión de los filtros y de los limpiaparabrisas

Con la primavera le decimos adiós a las bajas temperaturas del frío invierno, aunque esto tiene algunas contrapartidas que debemos tener muy en cuenta a la hora de realizar el mantenimiento de nuestro vehículo. A partir del mes de abril empieza la polinización de las plantas y árboles y también es una época muy dada a las lluvias en nuestro país. A estos dos factores hay que prestarles mucha atención, por lo que te recomendamos:
  • Cambiar el filtro de polvo y polen y revisar el resto de filtros, como mínimo una vez al año.
  • Mantener el parabrisas de tu vehículo en perfectas condiciones, ya que es fundamental en cuestiones de seguridad.

Si quieres saber cuáles son los riesgos de conducir con un filtro de polvo poco efectivo o un parabrisas en mal estado, a continuación te explicamos cómo puede afectar todo esto tanto a tu vehículo como a tu conducción, a la vez que te damos las claves para prevenirlo, y te detallamos las ventajas de contar con Recambios Originales de nuestras marcas, a la hora de cambiar un recambio de tu vehículo. ¡No te lo pierdas!

La importancia de los filtros

En primavera las plantas sueltan las esporas y las personas con alergias sufren molestias que pueden afectar a la hora de conducir. La suciedad y las impurezas no solo son molestas, sino que también pueden llegar a ser dañinas. Y, de la misma forma, el polvo y el polen podrían complicarle la vida al conductor.

Los largos meses de frío y lluvia suponen un esfuerzo añadido para los filtros de polvo y polen. Puede aparecer moho y gérmenes, y los depósitos de polvo y de escape podrían atascarse. Para evitar que estos efectos obstaculicen el trabajo del sistema de control climático, el filtro de polvo y polen debe cambiarse con regularidad.

Filtro de polvo y polen

Los filtros para el habitáculo interior mantienen el vehículo libre de polen y partículas finas. Esto es especialmente importante para las personas que sufren de alergias provocadas por la polinización y la dispersión de esporas por el ambiente desde la primavera hasta el otoño. Y eso es así porque el que estornuda yendo a 50 km por hora conduce a ciegas durante unos 13 metros, una distancia en la que pueden pasar muchas cosas.

Si el filtro está obturado no podrá llevar a cabo su función de forma completa y eficaz, y ello comprometerá enormemente la seguridad de conducción. El aire cada vez más cargado en el interior del vehículo puede provocar síntomas de cansancio e incluso problemas de concentración. Además, las lunetas pueden empañarse con mayor facilidad, con lo que se obstaculiza la visibilidad.

Filtro de aire

Los motores de combustión interna solo pueden desarrollar toda su potencia con una mezcla de combustible y aire dosificada en proporciones precisas. Para ello resulta indispensable que el aire aspirado del exterior esté libre de impurezas.

Los filtros de aire se encargan de eliminar la suciedad y proporcionan a la vez una regulación precisa de la resistencia al flujo de paso para el caudal de aire de admisión. De esta forma se garantiza una combustión óptima y una potencia máxima del motor en combinación con un reducido nivel de emisiones de sustancias contaminantes.

La primavera y el mantenimiento de los limpiaparabrisas

Los parabrisas deben proporcionar siempre una visibilidad impecable, incluso en condiciones climáticas adversas. Además, contribuyen de forma considerable a la rigidez torsional de los vehículos modernos (lo que actúa contra la contorsión y la distorsión), algo que también los convierte en partes que soportan el peso de la carrocería.

Para garantizar la seguridad en carretera, el parabrisas debe ofrecer al conductor una buena visibilidad en todo momento. Cuando está dañado o su estado se ha deteriorado notablemente debido al desgaste, ya no cumple su función y habrá que reemplazarlo lo más rápidamente posible.

Disfrutar de una visión del tráfico total y sin obstrucciones contribuye sin duda alguna a la seguridad en carretera. Cuando el parabrisas está sucio, las escobillas limpiaparabrisas esparcen la suciedad en lugar de eliminarla.

Unas escobillas limpiaparabrisas en buen estado garantizan que exista siempre una buena visibilidad de la carretera.

Cuando un parabrisas está cubierto por una película de suciedad, se requiere unas escobillas y un agente de limpieza del parabrisas que sean efectivos con cualquier tipo de suciedad. Al mismo tiempo, el líquido no debe dañar la pintura, los limpiaparabrisas y otros materiales que entren, o pudieran entrar, en contacto con él. En tal caso, se desgastarían, lo que conllevaría costes adicionales innecesarios. Las carcasas de los faros son especialmente vulnerables al agrietamiento cuando un agente de limpieza del parabrisas contiene ingredientes inadecuados.

¿A qué te hemos convencido? Utilizando Recambios Originales podrás prevenir mejor las afectaciones relacionadas con la primavera.

Consejos
  • Debes cambiar el filtro de polvo y polen y revisar el resto de filtros, como mínimo, una vez al año.
  • Mantener el parabrisas del vehículo en perfectas condiciones, ya que es fundamental en cuestiones de seguridad.
  • Para garantizar la seguridad en carretera, el parabrisas debe ofrecer al conductor una buena visibilidad en todo momento.
href="/